RECOMENDACIONES DE INSTALACIÓN

A continuación se presenta una serie de Recomendaciones Técnicas con el detalle de los pasos más importantes para la instalación de Albañilerías, Tabiquerías y Enchapes. Inscríbase en nuestra sección "Club Princesa" para obtener una serie de beneficios que lo ayudarán en su labor diaria como Profesional Instalador de nuestros productos.


RECOMENDACIONES DE INSTALACIÓN PARA ENCHAPES

El revestimiento cerámico Enchape Princesa nació de la necesidad de dar otro nivel de terminación a los elementos de hormigón armado como pilares, machones, columnas, vigas y cadenas, al utilizar albañilería de ladrillo en los muros, y como revestimiento exterior en edificios de hormigón armado, tanto en altura como en extensión.

Es así como, en conjunto con arquitectos se ha desarrollado una variada gama de tamaños, colores y texturas para lograr atractivos diseños de aparejos, gracias a la flexibilidad de su instalación y variedad de tonalidades.

De esta manera, por al alto nivel decorativo que logran las fachadas y paramentos revestidos con nuestros productos y a la calidez que le confiere por ser un producto de arcilla, es que estamos presentes en las más importantes obras a nivel nacional, principalmente en construcción en altura.

Almacenamiento Proteger de contaminaciones naturales (lluvias, tierra) y artificiales (líquidos, cemento, polvo)que puedan afectar su aspecto natural.

Diseños de Instalación

Superficie a enchapar

La superficie a enchapar debe tener una textura adecuada (no lisa) y encontrarse húmeda en el caso del hormigón o albañilería, para no absorber el agua del mortero de pega (esto último no es válido para OSB, terciado o fibrocemento).

Adhesivo

Para sustratos rígidos (estructura de hormigón o albañilería), usar mortero hecho en obra de dosificación 1:4 (cemento:arena) o bien mortero predosificado, de 1,5 [cm] de espesor aproximado. También es posible utilizar adhesivo en polvo para cerámica.

Para sustratos flexibles (estructura de madera o acero revestida con OSB, terciado o fibrocemento), es posible utilizar mortero de pega, apilado sobre una base de malla de alambre o metal desplegado. En el caso del fibrocemento es posible utilizar adhesivo en pasta para cerámica, aplicado con llana dentada.

(*) Siempre consultar al fabricante de cada producto sobre la utilidad y el correcto procedimiento de aplicación de éste.

Llenado de canterías

Evitar pasar el mortero sobre el enchape, ya que éste mancha el producto. De caer lechada sobre el enchape, limpiar inmediatamente con una esponja mojada una vez instalado el producto, evitando que la mancha de cemento fragüe.

Esto toma gran importancia al trabajar con el enchape rústico, ya que por su superficie rugosa la lechada de cemento adquiere gran adherencia, siendo difícil su remoción posterior.

El espesor de cantería dependerá del diseño deseado, pero una cantería de 0,8 y 1,5 [cm] resultará más trabajable. Para la instalación deberá dejarse una separación de al menos 2 [mm] entre enchapes, para absorber diferencias dimensionales.

Curado

Luego a la colocación del enchape, mantener húmedo el muro durante al menos 7 días, para mantener un buen endurecimiento del mortero.

Limpieza

Al menos 28 días después de instalado(*), remover sales escobillando con una solución de ácido muriático diluido 10% en agua. No utilizar concentraciones mayores de ácido, ya que provocan decoloraciones y manchas que pueden dañar irreversiblemente el aspecto del enchape.

Utilizar una escobilla con cerdas bronceadas, ya que la rigidez de las cerdas aceradas pueden dañar el enchape, provocando un desgaste en la tonalidad original.

Luego de 30 minutos como máximo de aplicada la solución de ácido muriático, removerla con abundante agua. Dejar secar como mínimo 3 días antes de aplicar algún tratamiento hidrorrepelente.

(*) Para enchape pegado con adhesivo en pasta esto no es necesario. Sin embargo, si se han rellenado las canterías con mortero, esperar al menos 7 días antes de realizar la limpieza o hasta que el mortero se encuentre seco y haya eliminado todas las eflorescencias salinas.

Eflorescencias

Son concentraciones salinas, generalmente presentadas en formas de velo blanquecino, las que en presencia de agua se sobresaturan, las cuales se pueden evitar de la siguiente manera :

  • Protegiendo el enchape de contaminaciones (lluvias, nieve, tierra, etc.) en el momento de su almacenamiento.

  • Verificar que la arena utilizada se encuentre libre de sales que produzcan eflorescencias. Para esto, se agregan unas gotas de ácido muriático o clorhídrico y se verifica si reacciona en forma efervescente.

  • Humedecer el enchape (en agua limpia) durante unos minutos antes de su colocación (estado saturado y superficialmente seco), para así disminuir la absorción de agua.
Para la eliminación del proceso de eflorescencias, se debe realizar una "quema" con una solución de ácido muriático antes descrita, cuya cantidad máxima de ácido será del 10% (1 parte de ácido por 9 de agua).

Protección

Para prolongar la duración y aspecto del revestimiento, aplicar un tratamiento hidrorrepelente que no altere su color ni aspecto natural.

Todo producto de terminación debe aplicarse sobre una superficie limpia y seca, una vez eliminadas las eflorescencias salinas.

(*) Siempre consultar al fabricante de cada producto sobre la utilidad y el correcto procedimiento y aplicación de éste.