HISTORIA DE PRINCESA

PRINCESA comenzó la fabricación de ladrillos extruídos en 1957 en la comuna de Huechuraba, fundada por el empresario Carlos Ahlers, con una capacidad de producción inicial de 42 toneladas de ladrillos por día, y muy pronto en 1962 la sociedad instaló una segunda fábrica, ampliando su capacidad anual a 150 toneladas de ladrillos por día.

En 1970 se instaló en la comuna de Quilicura en Santiago la tercera fábrica; una de las más modernas a nivel mundial, la cual viene a duplicar la capacidad de producción de las dos anteriores. Posteriormente en el curso del año 1981, la sociedad adquiere una fábrica en la X Región (Osorno).

Con la materia prima que la sociedad extrae de sus propios yacimientos y mediante los avanzados métodos de manufactura, la fábrica producía más de 20 tipos de productos cerámicos de alta calidad técnica y presentación, empleada en gran escala en la construcción de viviendas económicas de los diversos planes habitacionales, tanto del sector público como privado, y también en la ejecución de realizaciones arquitectónicas, industriales y otras de diversa índole.

A mediados del año 1990, la empresa es adquirida por Empresas Pizarreño S.A., holding industrial dedicado a los materiales de construcción quien se asoció con la Cía. Industrial El Volcán, formando entre ambos grupos la actual sociedad Industrias Princesa Ltda., con ambos grupos controlando un 50% de los derechos sociales.

Al poco tiempo de formada la nueva sociedad, se define la venta de la planta de Osorno y potenciar las instalaciones existentes en la Región Metropolitana, mercado principal de los productos de la compañía.

A partir del segundo trimestre de 1995 entró en operación una ampliación de la planta de Quilicura y se cerraron las dos de más antigua tecnología que operaban en la comuna de Huechuraba. De esta forma, se concentran las actividades sólo en una planta, con una producción 30% superior a la capacidad total previa a la inversión.

En el año 1997, Industrias Princesa Ltda. adquiere los activos de la planta San José, ubicada en la comuna de Colina, con el fin de aumentar su presencia en el mercado y luego de los años de crisis económica en el país, concentra las actividades de esta planta en la fabricación de enchapes y tejas de arcilla, eliminándose esta última actividad a fines del año 2002.

Durante el ejercicio 2005, Empresas Pizarreño S.A. tomó el control directo e indirecto del 100% de los derechos de Industrias Princesa Ltda.

En la actualidad, y luego de continuos procesos de mejoras e inversiones en las instalaciones productivas, la planta Quilicura tiene una capacidad productiva de 730 toneladas de ladrillos por día, los que son comercializados en una amplia gama de distribuidores entre Antofagasta y Puerto Montt, siendo la marca de ladrillos extruídos industriales más reconocida por la gente en el país, y continua siendo el líder en productos para revestimiento de arcilla. Está enfocada en entregar los mejores materiales de construcción en base a arcilla, para todos aquellos que busquen construir o crear ambientes con materiales sólidos, durables, naturales y con gran contenido estético, innovando permanentemente en sus productos y potenciando sus atributos de solidez, estética, incombustibilidad, aislación térmica y acústica.

VISIÓN

Ser líder en el mercado chileno de los revestimientos cerámicos innovando y aportando tecnología a la eficiencia de construcción con estos materiales.

MISIÓN

Ser la empresa líder en la fabricación y comercialización de productos de revestimiento de arcilla en el mercado de la construcción; ofreciendo productos de calidad y soluciones innovadoras con procesos eficientes, en equilibrio con el medio ambiente y con el desarrollo y seguridad de todos quienes trabajamos en ella.